[Arte, literatura, actualidad en Colombia]
Por: Pilar Cristina Barrera Silva

William Wetmore Story (1819-1895) estadounidense, abogado de profesión, poeta, crítico de arte y escultor, ejerció su profesión de abogado por algún tiempo, sin embargo abandonó esta labor y se dedicó a la escultura y en 1850 se traslada a Roma con su familia en la búsqueda de sus sueños.
Al parecer su esposa fue su gran inspiración, ella fallece antes de él. William se sumerge en gran tristeza y se dedica a crear esta bella escultura en mármol y piedra “El ángel del dolor”, la cual se ubicó en el sepulcro de su amada Emelyn en el cementerio protestante de Roma; tiempo después reposan en este lugar, los restos de la pareja y de uno de los hijos que falleció siendo un niño.

En la escultura vemos al ángel arrodillado, en la obra se percibe la tristeza que invade al ángel a tal punto que no tiene las fuerzas para dejar las flores que lleva en sus manos y luego alejarse. Se percibe que el ángel arropa el sepulcro con sus inmensas alas totalmente caídas. Las flores quedan regadas sobre el piso y el ángel de pronto no puede evitar el llanto, cubre su cara con uno de sus brazos. Los detalles del vestido son en extremos reales, se perciben los pliegues de la tela y los pies están recostados sobre el piso, nos damos cuenta que el ángel no tiene la intención de cambiar de posición, es más su cara descansa sobre uno de sus brazos. Los detalles del cabello se ven muy bien logrados, da la impresión de ser rizado, largo y lo vemos recogido. En la escena la aflicción es la protagonista.
Con el paso del tiempo le han hecho varias réplicas a la escultura, ubicadas en Cuba, Estados Unidos, Canadá y otros lugares. También ha servido de inspiración para grupos de música neogótica (mezcla de rock y sonidos tenebrosos) usando una imagen del ángel en la portada de sus producciones.
Esta escultura me permite pensar en las dificultades que vivimos en Colombia por las desigualdades sociales que nos aquejan: La falta de acceso a la educación para nuestros jóvenes, la carencia de un sistema de salud equitativo para todos, el derecho a tener un empleo estable que nos permita sobrevivir con dignidad, el saber que en la Guajira nuestros niños fallecen de hambre, la violencia que nos acompaña tanto en las grandes ciudades como en las regiones apartadas, la falta de protección de nuestros recursos naturales; en fin la lista puede ser interminable, esto sin mencionar las causas de estas inequidades, que bien las podemos identificar con la corrupción de la clase dirigente.
Uno como ciudadano de a pie, pensaría que ya lo ha visto todo en cuanto a violencia y eventos desastrosos, sin embargo siempre ocurre algo que supera los eventos de los días inmediatamente anteriores, las masacres (asesinatos colectivos según el gobierno) nos despertaron el primero de Junio de 2021, sucedió en Algeciras, municipio ubicado en el departamento del Huila, mueren de manera violenta nueve personas, ocho hombres y una mujer, al parecer según la noticia eran trabajadores de una finca, y como siempre escuchamos la afirmación:
“vamos a investigar” y así siguen los días; esto sin mencionar todo lo que está sucediendo en el paro convocado desde el 28 de abril, el cual desbordó todas las expectativas y aún no sabemos en que va a terminar; y ni que decir de la pandemia que vivimos en todo el planeta…
A mi país de manera metafórica lo envuelve también un ángel del dolor, el cual no puede evitar sentir una inmensa tristeza y pesadumbre por no tener la capacidad de remediar todas o al menos algunas de las dificultades que nos aquejan.
En lugar de las flores regadas en el piso, visualizo un gran charco de sangre difícil de detener por ahora, siento que el ángel nos abraza sin poder evitar el sufrimiento que acompaña la nación.

Fuente consultada
https://es.aleteia.org/2017/01/26/la-bella-historia-de-amor-tras-el-angel-de-la-pena/

Si desea recibir más información de este estilo, por favor suscríbase al blog. Muchas gracias por la visita.

2 comments on “El ángel del dolor

  1. Pili, quedé muy impactada por la analogía del Ángel del Dolor con la macabra situación que vivimos en Colombia.

    “A mi país de manera metafórica lo envuelve también un ángel del dolor, el cual no puede evitar sentir una inmensa tristeza y pesadumbre por no tener la capacidad de remediar todas o al menos algunas de las dificultades que nos aquejan. En lugar de las flores regadas en el piso, visualizo un gran charco de sangre difícil de detener por ahora, siento que el ángel nos abraza sin poder evitar el sufrimiento que acompaña la nación”.

    Me gusta

    • Hello querida Nubia, resulta impactante las relaciones que podemos ir tejiendo entre situaciones que aparentemente no tienen ninguna conexión. Muchas gracias por el comentario. Le envío un super abrazo desde la muy fría y sufrida pero hermosa Bogotá.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: