Cosmos: El espinazo de la noche

[Educación; experiencia docente]
Por: Pilar Cristina Barrera Silva

Captura pantalla 1 (CP. 1) primera imagen video Cosmos


Siempre que me encuentro la serie de Cosmos en Internet o tengo el libro en mis manos para consulta, no puedo evitar recordar, como siendo muy joven -hace mas de veinte años- y docente del curso de Introducción a la física en la Pontificia Universidad Javeriana en Bogotá, con estudiantes de ingeniería, debía ir a audiovisuales, a solicitar el video El espinazo de la noche de la serie Cosmos. La universidad tenía la colección completa, y como docente era necesario tener en cuenta un protocolo engorroso para poder llevar a un grupo.
Duraba un poco más de una hora el film, los estudiantes eran muy jovencitos, a duras penas tenían dieciséis años, los chicos casi siempre pedían que apagáramos la luz, se dormían como a los diez minutos de haber empezado. A mí personalmente me parecía muy gracioso ésto y recuerdo que yo accionada el interruptor para encender la luz y los llamaba, se pegaban una asustada tenaz. En alguna ocasión uno de ellos que se había dormido se relajó tanto que sentimos cuando cayó al piso y seguro se alcanzó a lastimar un poquito, además se desconcertó por completo. Pedía disculpas y me prometia “profe esto no vuelve a ocurrir”.

En varios semestres asistí a esta proyección hasta dos veces en la segunda semana de clase, esto ocurría cuando me daban la oportunidad de tener dos cursos de esta asignatura. Recuerdo que me gustaba mucho la actividad, siempre sentía que aprendía algo nuevo.
Le pedía a mis estudiantes un trabajo creativo a partir de la proyección, debían llevar un ensayo, una imagen, un mosaico… sobre la misma. En ese entonces hacia mis primeros acercamientos a lo que es escribir un ensayo, hoy que han pasado tantos años, tengo la certeza, que para ellos era muy difícil elaborarlo, casi siempre me entregaban un resumen. Otros chicos llevaban un dibujo creativo sobre la experiencia de la proyección, eran producciones muy hermosas elaboradas por los jóvenes aprendices. Recuerdo el de una niña, que diseñó una maqueta en cartón paja, donde recreó la Vía Láctea utilizando pegamento, temperas y escarcha de diferentes colores. Yo pensaba en ese entonces que esta alumna tenía en su interior un espíritu artístico.

Del video recuerdo muchos apartes, Sagan empieza el relato hablando de su niñez en Brooklin en New York, parece que desde niño se interesó por las estrellas, cuando él preguntaba que eran éstas, los adultos le decían: “son las luces del cielo niño”. Relata que fue a la biblioteca de su vecindario y pidió que le pasaran un libro de estrellas y la señora que atendía le entregó un bello volumen donde aparecían fotos de Clark Gable, Alan Lado y muchas mas estrellas de cine, cuenta que le explicó a la bibliotecaria que ese no era el tipo de estrellas que quería ver, entonces ella le pasó otro texto donde encontró una frase muy interesante que decía: “las estrellas son soles, pero muy lejanos”. También encontró en el texto la frase: “El Sol es una estrella pero muy cercana”. Es posible que con esta experiencia Carl Sagan empieza su camino en la ciencia.
Nos cuenta sobre muchos conceptos que aprendemos en nuestra formación académica. Descubre que el universo es muy grande, la Tierra es un planeta que se mueve alrededor del Sol. Pero los planetas solo reflejan la luz, no la generan. Él pensaba que en los otros planetas también debe haber vida.

En una escena lo vemos volver a su salón de clase cuando era niño e interactúa con los pequeños estudiantes que están en aula, les muestra imágenes de estrellas. Es impactante la forma cómo se relaciona con ellos y las explicaciones que imparte. Los niños se ven super interesados en las fotos y los objetos didácticos que él lleva.
Luego viene una línea de tiempo en donde nos ilustra cómo se desarrolló el conocimiento en la antigua Grecia. Muestra la visión e interpretación del cielo nocturno de aquellos antepasados, y la forma en la cual llegaron a la conclusión que todos formamos parte de la galaxia, aparece en ese entonces la práctica de una observación paciente, lo que es el preámbulo del método científico; era la época del descubrimiento del fuego. Menciona como los seres humanos somos cazadores errantes del conocimiento que nos permite dar sentido a nuestra vida. Se pensaba que los astros que vemos en la noche son flamas o fogatas que han encendido otros nómadas que viven muy lejos de nuestro hogar.

Nos preguntábamos en ese entonces, por qué no caen esos nómadas sobre nosotros, que es lo que los mantiene en el lugar en dónde se encuentran. Empiezan a aparecer nombres interesantes: A la vía láctea se le llama el espinazo de la noche, es lo que sostiene el cielo, es parecido a nuestra estructura corporal que mantiene nuestra forma humana -ver imagen en (CP. 6)-. Otra interpretación muy interesante es pensar que las estrellas corresponden a la leche que vemos a través del cielo de la diosa Hera -vale comentar que esta es la parte que mas me gusta de la proyección-.

Retomando la linea de tiempo propuesta por Sagan recuerdo:
Tales de Mileto conocido como el primer científico jonio, predice un eclipse.
Anaximandro de Mileto parece que da inicio al método experimental, Sagan nos cuenta de manera muy didáctica acerca de cómo Anaximandro mide la sombra de una barra vertical en el transcurso de los meses y puede predecir cambios climáticos.
Polícrates fue un gobernante duro, sin embargo promovió las artes y las ciencias, realmente fue un tirano, construyó una gran muralla para protegerse de sus enemigos, y un túnel que atravesaba una gran montaña, éste lo hicieron desde dos puntos y en el centro parece que sin problema empataron las dos partes, se considera un gran trabajo de ingeniería civil de esa época. En ese entonces había un maestro ingeniero de nombre Teodoro quien inventa la regla, la escuadra y otros elementos que aún se usan en construcción.
Empédocles intenta explicar la existencia del aire, con un instrumento de cocina llamado el ladrón de agua, Sagan lo muestra e indica como se usa, es muy didáctico y agradable. Empédocles descubre lo invisible: el aire.
Demócrito interpreta la materia como átomos, en griego significa que no puede dividirse más. Sagan explica esta teoría con una manzana, la corta, hace sus comentarios y luego ¡empieza a comerla!
Anaxagoras afirma que la luna brilla por la luz reflejada por el Sol.
Pitágoras afirma que la Tierra es una esfera. Asume que las leyes de la naturaleza se infieren a partir de ideas. Los pitagóricas vivian fascinados con los sólidos regulares, entre ellos está el cubo formado por seis cuadrados. Solo se pueden construir cinco sólidos regulares. Estos sólidos los relacionaban con los elementos conocidos: aire, fuego, tierra y agua; el quinto elemento que corresponde al dodecaedro lo relacionaban con los cuerpo celestiales.

Platón y Aristóteles gustaban de las ideas esclavistas, los platónicos pensaban que la Tierra era imperfecta, mientras que los cielos eran todo lo contrario.
Sagan menciona a Copernico como defensor de la idea que la Tierra gira alrededor del Sol.
Huygens se las ingenia para medir la distancia entre la Tierra y el Sol. Sagan nos explica en detalle cómo lo logra de una manera en extremo ingeniosa. En ese entonces todavía no se habían diseñado los telescopios.

Al final del video Sagan vuelve a la pregunta original: ¿Qué son las estrellas? Comenta que siempre los seres humanos hemos sido curiosos y muy ingeniosos. Hace énfasis en que por lo menos existen cien mil millones de estrellas y de galaxias, esto me hace reflexionar acerca de cómo somos de insignificantes comparados con los astros.
En el transcurso del video vemos a Carl Sagan caminando por las islas griegas en especial en sus ruinas que son los vestigios del pasado donde se generó la ciencia; y también lo vemos mezclado con los lugareños, estas imágenes son muy interesantes, ya que de alguna manera uno como espectador tiene la idea de hacer un viaje en el tiempo. Se ven personas con vestimentas y costumbres diferentes. la música es en extremo adecuada y forma parte del fondo de la proyección.
Vale la pena disfrutar no solo de este video, mas bien de la serie completa, para nada pierde actualidad. Si nos tomamos la molestia de leer el texto y hacer un paralelo con el video, vemos el gran conocimiento de Sagan, para contar las mismas ideas pero a su manera dentro de un contexto muy dinámico en donde es seguro que hay muchas personas acompañándolo en esta aventura.
Carl Sagan es uno de esos seres humanos excepcionales que siempre nos acompañarán en la esperanza de aprender ciencia a través del estímulo adecuado de nuestra curiosidad.

Fuente consultada y video de la serie
Las capturas de pantalla (CP. 1 a 9 ) incluso la ubicada en imagen destacada, las encontramos en el enlace de YOUTUBE, así mismo el video completo:
https://youtu.be/IiEop0hD5Qk

Con el fin de recibir más información de este estilo, por favor suscríbase al blog en el siguiente enlace. ¡Muchas gracias por su visita!

2 comentarios

  1. Qué alegría la que tengo de recordar, a través de tu bello escrito, a uno de los científicos más importantes. Sagan es tan vigente, hondo en sus inferencias y didáctico que hace que no olvidemos que solo “somos polvo de estrellas”. En efecto, la serie completa nos permite saber de dónde venimos y nos increpa a adoptar a la ciencia como “una manera de pensar”. Asunto complejo, en un tiempo en que la observación no etnocéntrica es esquiva. A veces nos olvidamos de que “los seres humanos somos cazadores errantes del conocimiento que nos permite dar sentido a nuestra vida”, como tú dices. Gracias Pilar Cristina, por este post tan inspirador; además de tus análisis del “Espinazo de la noche”, por contarnos tus experiencias en el aula de clase. Saludos desde el sur de Colombia.

    Me gusta

    • Hola mi querida Patty, muchas gracias por tu bello comentario. Escribir esta entrada fue una experiencia más emotiva que cerebral. Me trajo gran cantidad de recuerdos de aquel tiempo en el que empecé mi trayectoria docente. Siempre soñé con despertar en mis estudiantes el amor por aprender ciencia e incentivar en ellos el deseo de realizar lectura crítica. Cómo bien lo mencionas solo “somos polvo de estrellas” inmersos en vidas casi siempre preocupados por el tener, sin reflexionar que lo importante es en realidad el ser, lo que nos permitiría una convivencia más respetuosa con el único hogar que tenemos: La Tierra.
      Te envío un fuerte abrazo desde la hermosa ciudad de Bogotá.

      Me gusta

Responder a fisicartes Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s