[Filosofía]
Por: Pilar Cristina Barrera Silva

ūüĒ∂En 1878 Nietzsche publica Humano demasiado humano (H.d.h.), texto ya sugerido en la primera entrada de este fil√≥sofo, en donde aparecen poco m√°s de 600 pensamientos que nos permiten navegar en nuestro interior y as√≠ tratar de comprender nuestro ef√≠mero paso por el planeta.
En el siguiente a√Īo publica otra obra llamada Miscel√°nea de opiniones y sentencias (M.d.o.y.s.) y en un tiempo muy corto aparece la tercera de esta l√≠nea llamado El caminante y su sombra (E.c.y. s.s.).
Le proponen a Nietzsche reeditar H.d.h. parece que √©l sugiere que adem√°s de volver a publicar H.d.h. lo mejor es unir los dos √ļltimos textos: M.d.o.y.s. con E.c.y.s.s.
En la versi√≥n actual encontramos los dos textos (H.d.h.) y (E.c.y. s.s.), los cuales son de lectura obligada para todos aquellos que nos interesamos en estos temas que con frecuencia se tornan complicados de entender, nuestra labor es desentra√Īar estos mensajes, y poder discutirlos con alg√ļn interlocutor v√°lido con el cual podamos entablar una interesante conversaci√≥n acerca de que nos quiere decir Nietzsche en dos de sus obras.
Con el fin de antojarlos en la lectura de este texto, les comparto algunos apartes y mi propia interpretación de los mismos.

Nietzsche en varias versiones: puntillismo, fotografía y lápiz.
Primera y tercera imagen propuestas por Fisicartes

“13

Decir dos veces las cosas.‚ÄĒEs bueno decir algo dos veces, una detr√°s de otra, y darle un pie derecho y un pie izquierdo. Aunque es cierto que la verdad puede sostenerse con un solo pie, con dos andar√° y har√° su camino”.

(Nietzsche,1880, p.12)

Que acertado pensamiento llevándolo al ámbito educativo, es bueno leer y releer los conceptos que estudiamos, así los interiorizamos y tenemos la probabilidad de entenderlos y aplicarlos en la vida cotidiana, en la medida de lo posible. En clase es válido mostrar y volver a mostrar conceptos, hoy en día es fácil realizar esta labor; si tenemos presentaciones adecuadas para socializar en aula en tiempo real. No es solo decir dos veces las cosas, es válido leer y volver a leer, tomar nota y volver a tomar nota, es posible llevar a nuestro interior conceptos difíciles de asimilar.
Estudiar implica tiempo, paciencia, lectura crítica y comprensiva, una buena dosis de disciplina, aprender a interpretar, argumentar, analizar, consultar fuentes alternas, -entre otras- .
Nietzsche hace alusión a la verdad en su pensamiento, en la física la verdad la buscamos en gran medida en esta ciencia natural a través de la comprobación experimental y el desarrollo de un espíritu de análisis y trabajo interdisciplinario, sabemos que construir conocimiento es una labor dispendiosa en la cual cada día se hace más necesario el trabajo en equipo.

180

Los maestros en la √©poca de los libros.‚ÄĒLa educaci√≥n particular y la educaci√≥n en grupos reducidos se generalizan cada vez m√°s; casi puede pasarse sin el educador, tal como existe actualmente.
Los amantes del saber que quieran adquirir un conocimiento encuentran, en la √©poca de los libros, un camino m√°s natural que la¬ęescuela¬Ľ y el ¬ęmaestro¬Ľ.

(Nietzsche, 1880, p. 93)

Este pensamiento enaltece el estudio por cuenta propia nos convierte en autodidactas. En f√≠sica -√°rea del conocimiento donde me muevo como docente- se dispone de textos tan bien dise√Īados, que le permiten a uno como lector cr√≠tico -alguien que cuestiona, e interpreta- estudiar y apoderarse del conocimiento en algunos casos en ausencia del profesor. Claro que tener la asesor√≠a de un experto en la experiencia del aprendizaje es indispensable para avanzar con mayor rapidez en esta dif√≠cil labor. Sin embargo esta actividad del estudio en solitario, en nuestra sociedad contempor√°nea se va convirtiendo en un ideal, ya que nuestros alumnos, cada vez se muestran menos interesados por adquirir costumbres que les permita acceder al conocimiento, lo que los convierte personas, con menor preparaci√≥n para enfrentar la vida real. El momento hist√≥rico que vivimos, adem√°s de ser √©poca de libros, lo es en mayor medida √©poca de Internet, recurso que nos permite acceder f√°cilmente a mucho conocimiento, esta circunstancia puede jugar en nuestra contra ya que una cosa es el f√°cil acceso a la informaci√≥n y otra muy diferente es el apoderarnos de dicha informaci√≥n.
Resulta enriquecedor leer los pensamientos de Nietzsche en pleno siglo XXI y notar qu√© continuan vigentes, da la impresi√≥n que los hechos de la vida son de car√°cter c√≠clico. ‚ô¶ÔłŹ

En el siguiente enlace encontramos el texto en Pdf de esta obra.
https://fisicartes.files.wordpress.com/2020/11/el-caminante-y-su-sombra-pdf-1.pdf

Fuentes consultadas
Segunda imagen: https://www.istockphoto.com/es/foto/retrato-de-friedrich-nietzsche-filósofo-alemán-gm
El Caminante y su Sombra. Friedrich Nietzsche. Pdf. http://www.elejandria.com








1 comment on “El caminante y su sombra. Friedrich Nietzsche (2/2)

  1. Pilar, tiene raz√≥n cuando afirma que: “cada vez [los estudiantes] se muestran menos interesados por adquirir costumbres que les permita acceder al conocimiento, lo que los convierte personas, con menor preparaci√≥n para enfrentar la vida real”. Seg√ļn mi experiencia, este es uno de nos problemas m√°s delicados en la formaci√≥n acad√©mica de los estudiantes. Por ejermplo, el culto excesivo a internet, sin digerir adecuaedamente los conceptos se convierten en armas de doble filo para enfrentar los desaf√≠os actuales.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Est√°s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Google photo

Est√°s comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est√°s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est√°s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: