Notas de clase: Taller de cuento 4/5

♦️En el cuento que el profe Rivas nos leía, él describía con mucha propiedad el clima extremadamente frío que soportaban los tres amigos, sin duda el relato se presentaba en un lugar donde hay estaciones, la sensación de ellos al estar cerca de la nieve, me llamaba la atención, ya que en Colombia solo tenemos meses de lluvia y otros de ausencia de ésta, sin embargo Bogotá es una ciudad de clima mas bien frío, pero la sensación térmica de la temperatura promedio de la ciudad es agradable para las diferentes actividades de sus habitantes.

Volviendo al relato del profe, me acuerdo que de los tres amigos, dos de ellos resultaron muertos, si no estoy mal por circunstancias accidentales, el hecho es que el tercer amigo, los enterró cerca de la cabaña, y la experiencia para él fue tenaz, ya que por el frio que soportaba, cavando en la nieve, se enfermó y sufrió como un colapso por hipotermia. Cuando el profe relataba acerca del paraje helado, sacaba bufanda, y se ponía una cachucha con orejeras y hablaba con otro tipo de voz, como de sensación de frío, era muy chistoso ver lo que hacia para recrear la situación.

Pasemos ahora a la lección 4 del profe Rivas:

Lección 4 de 5
Se debe leer mucho (esta es la clave). En el cuento hacemos micro-descripciones. A la literatura le corresponde el proceso interno del suceso, lo material debe estar al servicio de lo espiritual.
Consejos:
Uno tiene que concentrarse en soledad.
Hay que pensar, para pensar hay que estar solo.
cuando se tiene una idea hay que escribirla, ¡si no se va!

Decálogo del cuentista: (Tomado del autor Horacio Quiroga)
1. Cree en un maestro como en Dios mismo ( esto quiere decir que se debe tener un modelo).
2. Cree que tu arte es una cima inaccesible. No sueñes en dominarla; cuando puedas hacerlo lo conseguirás, sin saberlo tu mismo. (En algún momento cortas el cordón umbilical y eres tu).
3. Resiste cuando puedas a la imitación; pero imita si el influjo es demasiado fuerte; Mas que cualquier otra cosa, el desarrollo de la personalidad es una ciencia.
4. Ten fe ciega, no en tu capacidad para el triunfo, sino en el ardor con que lo deseas, ama tu arte como a tu novia,  con todo tu corazón.
5. No empieces a escribir sin saber desde la primera palabra a dónde vas. En un cuento bien logrado las tres primeras lineas tienen casi la misma importancia de las últimas. (Se debe dar la sensación de circularidad).
6. Si quieres expresar con exactitud esta circunstancia: “Desde el rio soplaba un viento fuerte”, no hay en lengua humana mas palabras que las apuntadas, para expresarlas, una vez expresadas no te preocupes si son consonantes o asonantes.
7. no adjetives sin necesidad.  Inútiles serán cuantas colas adhieras a un sustantivo débil, si hallas el que es preciso, él solo tendrá un color incomparable pero hay que hallarlo.
8. Toma los personajes de la mano, y llévalos firmemente hasta el final, sin ver otra cosa que el camino que les trazaste;  no te distraigas viendo tú  lo que ellos no pueden o no les importa ver, no abuses del lector. (Un cuento es una novela depurada de ripios, ten esto como una verdad absoluta aunque no lo sea).
9. No escribas bajo el imperio de la emoción, déjala morir y evócala luego. Si eres capaz entonces de revivirla, tal cual fue, has llegado en tu arte a la mitad del camino.
10. No pienses en los amigos al escribir, ni en la impresión que hará tu historia; cuenta como si el relato no tuviera interés, más que para el pequeño ambiente de tus personajes, de los que pudiste haber sido uno. No de otro modo se obtiene la vida en el cuento.

Otros consejos:
Las palabras son los utensilios, se debe tener un buen diccionario, ojalá de sinónimos  y uno etimológico.
Se debe hacer un esquema previo (un borrador o boceto).
Conviene leer con frecuencia a buenos escritores. (el buen estilo como la buena música, también se pega).
Es preciso escribir con la convicción de que solo hay dos palabras en el idioma: el verbo y el sustantivo, sin abusar de las demás partes de la oración. Los sustantivos deben ser vigorosos.
Evitar verbos fáciles  como: hacer, poner -entre otros- que dicen todo y no dicen nada. Tambien evitar vocablos muletillas como: qué cosa, qué vaina.🔷

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s